LAS TIROIDES

YA BASTA DE PASTILLAS PARA LAS TIROIDES LA CURA LA TIENE USTED EN CASA.

El hipotiroidismo puede mejorarse si complementas tu medicación con unos hábitos de vida y de alimentación sanos. También las infusiones pueden ayudarte, así como el ejercicio diario. El hipotiroidismo es una enfermedad compleja que requiere algo de esfuerzo para poder afrontarla. 

La glándula tiroides lenta se diagnostica como hipotiroidismo. Esta enfermedad afecta en mayor grado a las mujeres y no suele dar síntomas en las primeras etapas.

En este artículo compartimos 5 remedios naturales para una glándula tiroides lenta. De este modo aceleraremos el metabolismo y mejoraremos nuestra salud y calidad de vida.

Sobre la glándula tiroides

Una glándula tiroides lenta puede empezar a dar síntomas de manera gradual. Es frecuente notar que subimos de peso, aparece el cansancio, el dolor articular, la pérdida de cabello o la fragilidad de las uñas.

Reducir los carbohidratos
Para empezar, debemos moderar el consumo de hidratos de carbono. Este remedio es más bien un consejo pero que puede darnos muy buenos resultados.

En realidad, no se trata de eliminarlos por completo. Más bien debemos limitarlos, puesto que los carbohidratos son fuentes de energía importantes para nuestro organismo.

Es necesario consumir alimentos que nos aporten energía. También que sean saciantes y que, además, nos permitan regular la glándula tiroides lenta. Las siguientes semillas son especialmente adecuadas para ello:

Semillas de linaza.
Semillas de ajonjolí.
Semillas de chía. Estas son uno de los mejores remedios para tratar el hipotiroidismo y ayudarnos a bajar de peso.

Ingredientes

40 nueces verdes (160 g)
3 tazas de miel de abeja orgánica (1 kg)
Un tarro grande de cristal con cerradura hermética
Te recomendamos leer cómo las nueces cuidan de nuestro corazón

Preparación

  • Lo primero que haremos cuando compremos nueces verdes (en tiendas naturales especializadas las suelen vender) será abrirlas por la mitad y picarlas un poco con un cuchillo.
  • Poner las nueces verdes en el frasco de cristal. Después, rellenarlo por completo con miel.
  • Dejar que macere durante 10 días.
  • Pasado ese tiempo, ya estará listo para el consumo.
  • Lo ideal es que por la mañana te tomes dos cucharaditas (15 gramos de miel, con 3 nueces enteras).