Toma un tomate, corta una rodaja y frótala en tu cara, espera 1 hora y mira el cambio en tu rostro.

El tomate, también conocido por su nombre científico como: Solanum lycopersicum y para algunos cultivos como ajitomate o plantas de tomate, es una planta nativa en América del Sur y gracias a sus usos se exporta y cultiva en gran parte del mundo. Por lo general, este es un producto que consumimos a través de ensaladas verdes, salsas y otros alimentos. Pero lo que muchos no saben sobre el tomate es que tiene propiedades medicinales que lo convierten en un recurso saludable muy importante para el cuerpo humano. De hecho, las personas que consumen tomates suelen ser más sanas que las que no lo hacen. Pero como una gran parte de la población consume este alimento, hoy queremos hablar sobre los beneficios que obtenemos al frotar nuestra piel.