UÑAS CRECE

TUS UÑAS NO PARAN DE CRECER EN TAN SOLO UNA SEMANA.

Has escuchado decir “se me rompió la uña” o “no me crece la uña”, seguramente que sí. Las uñas al estar constantemente expuestas, sufren de las agresiones externas, es decir, los cambios climáticos y el químico de ciertos productos que mayormente se usan en las tareas de limpieza sea en el hogar o en el trabajo.

Cabe mencionar que las uñas frágiles y quebradizas no indican algún problema para la salud, sino que por lo general son visibles por todos y tenerlas descuidadas nos podrían afectar estéticamente ante una entrevista laboral, durante el trabajo o en un cita especial.

Baño de aceite de oliva

Solo debes colocar las uñas en un recipiente con aceite de oliva por 15 minutos durante un mes. Luego de que haya pasado un mes, realiza el mismo tratamiento pero solo dos veces por semana.

Mascarilla de ajos

Machacar dos dientes de ajos, luego colocar la pasta sobre las uñas por 10 minutos durante una semana, todos los días.

Otra opción es también frotar directamente el ajo o picarlo bien y colocarlo dentro del esmalte de uñas, dejarlo macerar por una semana y luego pintarnos con él.

Nota: El ajo, con sus poderes antisépticos naturales, además de ser bueno para la onicomicosis (hongos en las uñas) es un fortalecedor natural de las uñas

Crema de pepino

Colocar un pepino en la licuadora (sin quitarle la piel ni las semillas). Posteriormente pon la mezcla en un recipiente y coloca tus uñas en él por 20 minutos. Repite una vez por semana y notarás la diferencia.

El pepino hidrata, suaviza y mejora el aspecto de la piel.

Aloe vera

Corta longitudinalmente una hoja de aloe vera, extrae su gel y aplícalo sobre tus uñas. Dejas actuar entre 15 y 20 minutos, luego retiras con agua tibia.

El aloe vera, ayuda en la regeneración celular y contribuye en el fortalecimiento y crecimiento de tus uñas.