ALOE VERA EN SU CARA

Ella se frota el aloe vera en su cara. Lo que ocurre después de 15 minutos te sorprenderá.

Aloe vera es bien conocido por sus propiedades medicinales y como un ingrediente de la mayoría de los productos de belleza. Así que si quieres tener una piel suave y brillante, no necesitas gastar dinero en costosos productos cosméticos, todo lo que necesitas es probar este simple truco y obtendrás una piel hermosa como nunca antes.

Este método es simple y fácil, necesitas solo un ingrediente (aloe vera) y ¡te sorprenderás con los resultados!

Esto es lo que debes hacer

Lavar minuciosamente

Sin pelar la planta, lávala minuciosamente con agua. Usa agua limpia para lavarla ya que la hoja podría estar sucia.

Suavízala
Puedes suavizar la hoja al masajearla con los dedos ligeramente. Puedes usar un rodillo para este propósito.

Córtala en dos

Después de suavizar la hoja, deberás cortarla en dos. No cortes una porción muy grande ya que podrás usar la otra mitad en otra ocasión. Por lo que deberías cortar solo la cantidad que quieres usar.

Corta los extremos

Para pelar la hoja primero necesitas cortar los extremos usando un cuchillo. Corta los extremos de cada lado, abriendo la hoja y facilitando el pelado.

Divídela en dos
Al cortar los extremos, deberás dividir la hoja en dos con tus manos. Si no se abre con facilidad, puedes usar un cuchillo para cortar en el medio de la misma.

Raspa el jugo

Usando una cuchara puedes raspar el jugo de la planta. Toma tanto jugo puedas de manera que nada se pierda. Luego, puedes almacenarlo en un contenedor.

Frótalo en toda tu cara
Usando tus dedos deberás aplicar el jugo de aloe vera en toda tu cara. Puedes incluso usar la misma hoja para frotar una máscara por toda la cara. Deja la mascarilla hasta que se seque por unos 15-20 minutos.

Lava tu cara

Luego que la mascarilla se seque, puedes tratar de quitarla de tu cara. Luego lava tu cara con agua limpia. No uses jabón u otro químico para quitártela porque atentará contra el propósito de este remedio.

Piel radiante y perfecta

Usa una toalla seca para secar tu cara. Te encantará lo flexible y radiante que estará tu piel después de lavarla. ¡Estarás más que sorprendida con los resultados!