DOLOR DE ESPALDA

Cómo combatir el dolor de espalda y cuello.

El dolor de cuello y espalda es uno de los más frecuentes hoy en día, y se debe mayormente a las malas posturas. La causa de los problemas de rigidez de cuello y espalda puede ser permanecer muchas horas sentado frente al ordenador, con la espalda en una posición incorrecta y la cabeza inclinada hacia abajo.

Es importante fortalecer los músculos y darles flexibilidad. El músculo que cumple esa función en el cuello es el trapecio, y puede ser, por tanto, el responsable de dolores de cabeza por estar tenso y rígido.

Ejercicios para aliviar el dolor de cuello y espalda

Rotación : Con este ejercicio se van a estirar los músculos de ambos lados del cuello. Lo realizarás sentado en una silla.

Debes mover la cabeza lentamente hacia un lado y luego hacia el otro, con suavidad.
En la medida de lo posible, debes estirar el cuello todo lo que puedas.

Encogerse de hombros: Primero, encoge los hombros como si quisieras tocar tus orejas.

Manténlos unos segundos y luego relaja.
Al relajar los hombros vuelves a repetir el ejercicio.
El ejercicio te va a ayudar a reducir el dolor que se extiende a la espalda.

Flexiones

  • Para llevar a cabo este ejercicio debes estar sentado.
  • Debes comenzar con la cabeza en una postura correcta.
  • A continuación, lleva el mentón al pecho, y mantén la postura unos segundos.
  • Por último, vuelve a la posición inicial con la cabeza derecha.
  • Descansa y repite el ejercicio.

Estiramiento

Primero, vas a inclinar la cabeza a un costado, de manera que casi llegue a tocar el hombro, que estará relajado.

A continuación, mantén unos segundos e inclina hacia el otro lado.

Si te cuesta realizar este ejercicio, puedes ayudarte con la mano opuesta para estirar mejor.

Consejos para evitar el dolor de cuello y espalda

Aprende a respirar mejor: Una respiración adecuada ayudará mucho para aflojar el cuerpo y eliminar tensiones, que muchas veces son las que provocan el dolor.

Automasaje: Si no tienes a nadie que te pueda dar un masaje, puedes hacerlo tú mismo. Masajear la zona afectada puede ser muy efectivo.Duerme bien
Un buen descanso es fundamental para que el organismo se recupere y, de ese modo, prevenir un dolor de cuello y espalda. Si te cuesta conciliar el sueño, existen gran variedad de hierbas para ayudar a dormir de forma natural. Puedes prepararte un té de valeriana.

Mantén un peso saludable: Trata de rebajar si tienes sobrepeso para no exigir a tu cuerpo un esfuerzo innecesario que resienta tus articulaciones y te cause dolor de cuello y espalda. Estudios han relacionado el sobrepeso con el dolor de espalda baja.

Conserva una buena postura corporal: Para evitar los dolores es fundamental tener en cuenta este punto. Por ello, debes vigilar siempre tu postura: mantente derecho, con la cabeza erguida y los hombros hacia atrás.

Evita levantar objetos pesados: A veces es inevitable hacerlo, pero trata de evitarlo. Si lo haces, recuerda doblar las rodillas y mantener la espalda derecha.