LUCE MAS JOVEN, ACEITE DE COCO

Cargando...

EL ACEITE DE COCO QUE TE HACE LUCIR MÁS JOVEN, SI LO UTILIZAS DE ESTA FORMA POR DOS SEMANAS.

Quizás se encuentre leyendo estas líneas y ya tenga aceite de coco en su hogar. Seguramente lo está usando en sus recetas para hacerlas más saludables e incluso con el conocimiento de estar ingiriendo un producto capaz de reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo II, de favorecer su sistema inmunológico, de ayudar con la pérdida de peso para el quema de grasas.

Cargando...

Materiales
Tamices.
Licuadora.
Tajadera para cortar el coco.
Un objeto contundente para romper el coco.
Una olla de acero inoxidable para cocinar el coco hasta que el aceite se filtra.

Procedimiento
Estos son los pasos que debes seguir para elaborar un aceite de coco en casa:

-Lo primero que tienes que hacer es escoger los cocos. Para empezar, te recomendamos escoger cocos maduros, pero aún frescos y de buena calidad.


Seguidamente, rompe los cocos con un objeto pesado. Cuando termines, saca la carne de coco de la cáscara con un cuchillo y enjuaga bien los trozos.
Corta el coco por la mitad con un cuchillo y escurre la leche de coco en un frasco.


Más adelante, córtalos en trozos pequeños para introducirlos en la licuadora. Te recomendamos moler las piezas de coco con agua caliente para que quede suave.


A continuación, vierte en un colador para separar la leche de coco.
Luego presiona con las manos para exprimir todas las gotas. Te recomendamos utilizar un tamiz con una malla más fina para eliminar las partículas más pequeñas de la leche de coco.

Cuando termines, cubre el tazón de leche de coco y guárdalo en la nevera toda la noche. El objetivo es enfriar el recipiente para permitir que el aceite se solidifique.


A la mañana siguiente, observarás como el aceite se ha separado del agua y se ha apelmazado en la superficie.


Toma el aceite de coco blanco y colócalo en una olla de acero inoxidable. No olvides que el agua que queda en el recipiente todavía tiene un poco de sabor de coco y puedes utilizarla para cualquier receta que requiera leche de coco.


Por último, cubre la olla y calienta a fuego lento. Debes cocinar hasta que notes que algunas rodajas de coco están carbonizadas en el aceite. Más adelante, aparta la olla del fuego para que el aceite de coco se enfríe un poco. Si aún notas trocitos carbonizados en el aceite, puedes tamizar con una tela de gasa para eliminar los pedazos.

Si quieres verte mucho más joven y sin ninguna impureza facial, el aceite de coco es el ideal para obtener esos resultados.

Las distintas aplicaciones de este óleo en cualquier área de tu cuerpo dejarán una estela de cambios positivos que jamás pensaste tener. Así que si no tiene el aceite de coco en tu despensa procura adquirirlo cuanto antes para que empieces a usarlo y disfrutar de sus bondades. Ahora, te brindaremos la serie de beneficios que proporciona el aceite de coco en tu cuerpo y cabello.


Reduce el dolor de las varices:
El aceite de coco es muy denso y logra penetrar la piel de manera fácil. Si tienes venas varicosas y sientes a menudo demasiado dolor, unta un poquito del aceite en la zona afectada y realiza algunos masajes circulares, así la circulación mejorará y el dolor irá desapareciendo poco a poco.

Elimina la celulitis:
Esta condición es muy común actualmente hasta en las mujeres jóvenes, pero no deja de ser muy incómoda. Mezcla un poco de aceite de coco con media cucharada de miel y aplícala en las áreas donde tengas las celulitis. Esto lo harás antes de acostarte y dejas actuar el remedio durante toda la noche.

Nutre la piel:
Es ideal para hidratar la piel debido a los ácidos grasos que lo componen, los cuales penetran la dermis y le brindan todos sus nutrientes, evitando la resequedad, regenerando los tejidos muertos y brindándole mucho brillo.

Suaviza e hidrata la cutícula:
Es muy utilizado por las manicuristas precisamente porque tiene efectos positivos en las uñas, comenzando desde una hidratación profunda hasta un crecimiento rápido y libre de hongos.

Evita la dermatitis:
Si tienes algún problema en la piel ya sea por sarpullidos, insolación o dermatitis atópica, no dudes en aplicarte aceite de coco, sobre todo si sufres de reacción alérgica luego del rasurado.

Detiene la caída del cabello:
Cuando se presenta la caída capilar, caspa y resequedad de las hebras, es necesario untar aceite de coco desde el cuero cabelludo hasta las puntas, de esta manera nutres la piel capilar y tu cabellera. Puedes aplicarlo también en tus pestañas para darles brillo y grosor.

Elimina las impurezas faciales:
Primero tienes que lavar muy bien tu rostro con abundante agua, luego puedes proceder a pasar el aceite por todo tu rostro insistiendo más en las partes donde tengas manchas, acné o puntos negros.
Propiedades del aceite de coco

Cargando...